jueves, 20 de diciembre de 2012

AHORRA O NUNCA


CEPA VILLAVERDE.
Juan josé García Alcañiz
CONCURSO FUCI 2012: ECONOMÍA DOMÉSTICA 
(ESTE AÑO NO ME HAN PREMIADO)
AHORRA O NUNCA

Yo no sabía que la economía se podía domesticar y ahora resulta que hasta hay cursos de economía doméstica. Bastante me costó  “domesticar” a mi mujer que se gastaba en el bingo hasta lo que no teníamos. Esa lección sí que la aprendí sin necesidad de ningún curso, no hay economía doméstica, ni industrial, que aguante la ludopatía. En el temario de mi curso viene ese tema, creo que ese día haré novillos, aunque bien mirado con la pasta que me ha costado no debería perderme ni un minuto. Ah porque no os lo había dicho, pero me he apuntado a uno de esos cursos de domesticar la economía.Me cuesta 200 € en dos semanas cuatro horas cada semana. Sale a 25 € la hora, pero yo creo que he hecho una buena inversión, ya desde el principio aprendes algo “esencial”: no gastes más de lo que ganes. ¿A que parece fácil? Ya lo decía mi padre con otras palabras “no te metas en la boca más de lo que puedas tragar” y nunca me cobró por ello… Pero bueno lo cierto es que me he apuntado al curso en cuestión.
DÍA 1º
Hoy hemos empezado con las presentaciones y poco más. Nos han dicho que hay que ponderar los ingresos anuales y prorratearlos por meses, con vistas a una buena previsión de gastos/ingresos… Pues bueno, vale, si eso ya me lo hace el jefe y además yo no sé lo que voy a ganar en un año por adelantado, ¿No os lo había dicho? trabajo en un bingo. Vale sí, ahí conocí a mi mujer. Nadie es perfecto.
Esto no he tenido más que salir a la calle para comprobarlo… Cómo voy a prevenir yo el multazo que me han colocado… Y con razón, porque con las prisas y el camión que tenía delante, no he visto la señal de carga y descarga. 90 € la bromita. Hoy que libraba y pensaba salir a tomarme una copa... Mira tú por dónde me lo he ahorrado y también me he podido ahorrar otra multa por alcoholemia. Mañana me saco el abono transportes, lo que me voy a ahorrar en gasolina, y  en multas.
2º DÍA:
Hoy hemos hablado de los bancos: Dónde conseguir mejores réditos, más ventajas por la domiciliación de la nómina, ofertas de productos financieros, tarjetas de crédito /débito con las mejores condiciones, comisiones de servicios más baratas, banca por Internet…
Yo nunca había reparado en esas cosas, daba por hecho que tenía que ser así y punto, que todas las entidades financieras (esto también lo he aprendido hoy, yo siempre las he llamado bancos o cajas) cobraban igual por sus servicios y resulta que hay diferencias sustanciales directamente proporcionales a: los ingresos que hagas, los productos que contrates, los recibos que domicilies… Pero que no nos dejemos embaucar por los regalos en especie. No hace falta que os diga que me quedé pasmado cuando oí esto, nunca había visto un banco regalando  orégano, pero enseguida lo comprendí. Los regalos en especie no son realmente regalos pues son un adelanto a cuenta de los intereses y que en algunos casos llevan un compromiso de permanencia del que no somos completamente informados, muy parecido a lo que pasa con la telefonía móvil. Y tienes que cotizar por ellos en hacienda, otra cosa igual, ya me veía haciendo la declaración: Ingresos 15000 € y un juego de sartenes antiadherentes. Pero no, eso lo hace el banco directamente con la agencia tributaria.
Mañana mismo, me digo en clase, empiezo a buscar el banco o entidad financiera que más me interese, también tengo que aprender algo de informática, eso de Internet sí que me ha parecido “internetsante”.
Y dicho y hecho, me visto de domingo (sin chándal) con el único traje que tengo y la corbata que me regalaron el día del padre (eso sí que es economía doméstica) un último vistazo en el espejo me revela que así vestido y arreglado no estoy tan mal… Solo me falta besarme antes de salir de casa con un solo pensamiento en la cabeza: A ver si el director del banco es una directora.
Sí. Es una directora. Negociamos duramente. Empieza ofreciéndome una novedosa tarjeta revolving que rechazo de plano gracias a la información que me han dado en clase y al final la saco un seguro multirriesgo del hogar, otro dental y uno de vida a muy buen precio, otro día vuelvo y le aprieto las clavijas para el seguro del coche.

3º DÍA
Hoy salgo muy contento de la clase. Hemos aprendido cómo además de ahorrar podemos contribuir a la conservación del medio ambiente. Por ejemplo con la luz, hay que reemplazar las bombillas incandescentes por modernas lámparas de bajo consumo, hay bombillas de 8w  que rinden como las de 100. También podemos ahorrar en el consumo de agua y electricidad, usando electrodomésticos con etiqueta energética A, que es la más ahorradora de las siete posibles. Sí, es la más cara en el momento de compra, pero se amortiza durante su vida útil, es interesante y además yo no he tenido nunca una lavadora de etiqueta.
Una forma práctica de consumir menos agua, aparte de ducharse en vez de bañarse, es introducir una botella grande llena de agua en la cisterna del retrete, si la capacidad de la botella es de dos litros, eso es lo que ahorraremos en cada descarga. Yo ya lo he hecho.
Reciclar todo tipo de material reciclable es una manera de ahorro global, no nos va a dar un beneficio individual e inmediato pero si lo dará a medio/largo plazo, tiene el inconveniente del engorro de separación y almacenado en la vivienda, pero si tenemos voluntad de contribuir a la causa no será un problema. Más espacio nos ocupan todas esas cosas que guardamos por si acaso o que nos da pena tirar aunque no sirvan para nada  y que terminamos tirando para hacer sitio a otras cosas inútiles. Bien es cierto que alguna vez nos han evitado hacer una compra innecesaria.


4º DÍA
Hoy la clase ha sido sobre lo necesario de evitar las compras compulsivas. Esto yo creo que es cosa de psiquiatría, incluso hay personas que las hacen como terapia contra la depresión. No nos han dicho qué sale más caro, la compra o la sesión en el diván.
Yo como no me puedo permitir ninguna de las dos me atengo a la lección: hacer la lista de la compra antes de salir de casa, llevar en metálico la cantidad de dinero que estimemos gastar y comprobar si en las ofertas que nos ofrecen hay un ahorro real. Hay gente que tiene tiempo y paciencia para ir a comprar el producto más barato en cada hiper, yo no llego a tanto, pero sí tomo nota de no caer en la tentación de comprar algo de todas esas cosas que hay en las cajas que te gritan “cómprame, cómprame” mientras haces la consabida cola para pagar.

5º DÍA
Internet, es como una palabra mágica. Bueno para mí resulta todo un descubrimiento, no solo en relación con las compras, también con el ahorro de tiempo en tramitaciones y en la búsqueda de información, lo cual en definitiva supone un beneficio.
Empecemos por el principio, (como dijo Arquímedes), seleccionando la compañía telefónica que nos proporcione el ADSL. El criterio de búsqueda será: El precio, el servicio, las prestaciones y la mejor oferta del momento. Que nunca suscribiremos sin haber leído la letra pequeña que nos puede comprometer a cosas no deseadas sin saberlo.
El compromiso de permanencia  es ineludible, pero una vez vencido no tenemos por qué mantener ninguna fidelidad.
Ya tenemos nuestro ADSL (la droga que sustituyó al LSD) ahora vamos de compras. Podemos buscar sitios de venta outlet, donde encontraremos ofertas de casi todo lo vendible, buenos precios y todo tipo de marcas. También tenemos la posibilidad de hacer la compra en nuestro híper sin salir de casa. En cualquier caso siempre hay que tener en cuenta los gastos de envío y las condiciones en caso de devolución.
Debemos tener un ordenador dotado de un buen antivirus, pues la seguridad en Internet es vital y nunca debemos operar ni poner datos propios en páginas que no se declaren seguras e ir variando las contraseñas.

6º DÍA
Bricolaje.
Las cosas se rompen, se deterioran y muchas veces nos pillan por sorpresa. Una persiana nueva no estaba en el presupuesto, pero si la reparamos nosotros mismos nos ahorraremos el coste de llamar a un operario. No se trata de convertirnos en carpinteros, fontaneros o electricistas, pero nuestro vecino “el manitas” esa parte del presupuesto la tiene cubierta.
La botella que metí en la cisterna me ha formado un estropicio, se vació y obstruyó la boya y el rebosadero, inundó mi casa y la del vecino de abajo. Esto no hay manitas que lo arregle, suerte que suscribí un seguro cuando fui al banco. He sustituido la botella de plástico por unas piedras de pedernal, ahora puedo seguir ahorrando agua sin riesgo.

7º DÍA
Marketing y Publicidad.
Marketing. En castellano mercadotecnia. Conjunto de principios y prácticas que buscan el aumento del comercio, especialmente de la demanda.
Publicidad es una forma de comunicación comercial que intenta incrementar el consumo de un producto o servicio a través de los medios de comunicación.
No tenemos por qué saber de estas cosas para confeccionar nuestro presupuesto, pero sí para defendernos de su acoso, porque estas dos “ciencias “están destinadas, algunas veces de forma torticera, a crearnos una necesidad que no tenemos y hay que reconocer que hacen muy bien su trabajo. Tampoco vamos a responsabilizarles al 100% de nuestros desajustes presupuestarios. Nosotros ponemos mucho de nuestra parte. Somos parte del sistema consumista queramos o no. Que dejen de vernos solo como consumidores y contribuyentes, únicamente depende de nosotros mismos. Vivir es consumir, pero como dicen en los anuncios de bebidas alcohólicas, consume responsablemente.

8 DÍA
Último día, día de repaso, resumen y conclusiones. Ahí va la mía.
Como seres humanos somos ambiciosos por naturaleza, también somos envidiosos, la envidia les hace gran parte del trabajo al marketing y la publicidad, nos es muy difícil admitir que nuestro compañero de trabajo tiene un coche mejor que el nuestro, que la tele del vecino tiene más pulgadas que la nuestra.
¿Y la envidia? ¿En qué parte del presupuesto ponemos la envidia? ¿Cómo la cuantificamos?
Ahorrar es costoso. Derrochar sale muy caro.
Cómo bien me decía mi padre, sin ningún curso de economía doméstica: “Más vale cerdito hucha que lámpara de Aladino”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada